El Hipercubo y la emoción

La cuarta dimensión en el marketing: Las emociones crean necesidades