Es importante mostrar la temporalidad en la comunicación.  En una estrategia de medios consideramos tres factores claves: el alcance (a quiénes llego), la frecuencia (cuánto tiempo dura) y el tamaño unitario.

Cuando hablamos de frecuencia, pensamos en campañas dividiéndolas en trimestres, bimestres, meses o inclusive días.  Sin embargo, ¿Hemos pensado hacer una campaña de temporalidad continua, pero por horas?  Veamos cómo Mc.Donald’s “hace uso” de las noches, para comunicar su valor agregado.  Es el momento adecuado y el lugar adecuado.