Disney y Pixar se caracterizan por generar emociones en el consumidor.  Un ejemplo es la película UP, la que sacó un anuncio en el espacio de Super Bowl en USA.  Como se puede observar en el video, hay una intensa actividad en el cerebro al momento de que aparecen los globos.  Como resultado, Disney explotó este elemento como ícono de la película. El neuromarketing se encarga de estudiar estas emociones del consumidor, no como una forma de aumentar las ventas, sino como una forma de analizar su comportamiento.  No creo mucho en las “maquinitas” pero sí en la interpretación y estrategia a seguir luego del estudio… Saquen sus conclusiones. Yo me quedo con las técnicas proyectivas.  Son más divertidas 😉