Vodka Absolut se reinventa.  No el producto, sino su envase.

Absolut ha descubierto que el cambiar el envase lo hace novedoso. El hacer participar al consumidor lo hace una experiencia.  Las emociones de un bien, se transforman en emociones de un producto, considerando la teoría de experiencias de Virpi Roto o Kankainen, en donde la interacción entre el usuario y el producto las generan.

La teoría de Pieter Desmet y el producto emocional se aplican en cada uno de los envases de ABSOLUT.  No obstante, la pregunta que viene a la mente es: ¿Dónde queda el simbolismo? El significado de un producto, más allá del diseño, también tiene valor para el consumidor.  Posiblemente, un diseño no sea agradable para el consumidor, pero su significado (simbolismo) tiene un mayor valor que el propio diseño.  Estamos hablando entonces, que el valor emocional va más allá de la estética y se enfoca en nuevos campos que deben ser descifrados.  No sólo es cuestión de que el producto sea agradable y que sea funcional, sino que también represente o signifique algo para el consumidor.

¿Cuál es el significado para el consumidor de ABSOLUT? Colección? Amor? Color? Variedad? Distorsión? O simple estética?