En mi vida universitaria, en la materia “Publicidad y Comunicación” nuestro profesor nos  pidió como tarea que veamos la película Citizen Kane, una película que generó un sabor agridulce en muchos de quienes la vimos, pero que con el tiempo fuimos comprendiéndola, no en función de la trama en sí, sino de su relación con la materia que en aquel entonces cursábamos.

Citizen Kane, es una película realizada en 1941 por Orson Welles, hombre de una habilidad extraordinaria quien se lanzaría a la fama con su versión radiofónica de la obra “La Guerra de los Mundos”, la cual debido a su tono y manera narrativa, terminaría atemorizando a los ciudadanos estadounidenses que la escucharon, pensando que en realidad la ciudad de New Jersey estaba siendo atacada por extraterrestres.   Esta película, ha sido considerada la mejor película realizada en la historia del cine, y obviamente muchos motivos posee para alcanzar esta categoría de excelencia.

Un poco de Ciudadano Kane

Citizen Kane: el hombre que mostró la importancia de los medios de comunicación

Ciudadano Kane es un hombre con dinero y poder que maneja los medios de comunicación, y que a través de ellos, se vale para alcanzar un cargo importante en la política como Gobernador.  Aprovecha el poder de los medios, manejando diarios y emisoras radiales, para contar todo aquello que quiere hacer como político.

Aunque la película no gira alrededor de este tema político, deja una reflexión bastante interesante tomando en cuenta la forma retrospectiva de cómo se analiza la vida de Kane.  No soy crítico de películas, pero si puedo estar seguro de algo: debo agradecer a mi profesor por lo que aprendí con ella.  Aprendí que la comunicación es un poder y que saber comunicar permite alcanzar objetivos.  Aprendí a entender el poder de los medios a pesar de que éstos evolucionan en el tiempo y que cada vez, este poder es más fuerte.

Si Citizen Kane se desarrollara en nuestra época, lo más probable es que fuera un Mark Zuckerberg (creador de Facebook), un Jack Dorsey (creador de Twitter) o un Julian Assange (creador de Wikileaks).  Los tiempos cambian, las formas de comunicar también.  Éstas se amplían, pero siempre cumplen su objetivo que es llegar a un público con un mensaje.

Un poco de Ciudadano Correa

El Telégrafo: Uno de los medios del actual Gobierno, que cuenta la verdad desde su óptica

La historia en el Ecuador se teje de manera distinta.  Por una parte, esto no es una película sino la vida real; por otra parte, aún no sabemos el desenlace de nuestra historia; sin embargo vemos hacia donde ésta apunta.  El Señor Presidente Rafael Correa, parece tener la fórmula del éxito en término de una conquista política.  Existe mucha similitud con Ciudadano Kane, considerando los excesos de poder; sin embargo, la diferencia entre Kane y Correa es que el primero no llegó a tener poder político como el actual Presidente.  Visto así, podemos tener una fórmula bastante peligrosa el que el Presidente Correa sume los medios y la política, dos poderes que pueden ser perjudiciales para una sociedad, si se concentran en una persona.   No con esto, quiero decir que una persona “maneje” los medios o la política, sino más bien que sea el director de orquesta de ellos sin necesidad de tener un título que indique que lo es (aunque siendo Presidente de la República ya tenemos un “alto director de orquesta”).

Mad City 

En un artículo anterior explicaba también como la película Mad City concentra la idea del poder de los medios, en este caso la Televisión, haciendo la cobertura de un evento y creando una verdad distinta a la verdad real.  Ambas eran verdades, pero contadas de distintas maneras.  Como indica el comercial de la Folha de Sao Paulo “es posible contar un montón de mentiras, diciendo sólo la verdad”.

Mad City también nos hace reflexionar sobre lo peligroso que puede resultar un medio de comunicacion si no se maneja como debe manejarse.  De hecho, mucho de los medios buscan más que informar, subir su rating para mantenerse vivos a costa de la publicidad que los mantiene.  Esto puede ser perjudicial también para quienes finalmente hacemos uso de ellos.

Road To No Man’s Land

No Man’s Land de Batman: ¿Será el Ecuador, inspiración para algún cómic?

Hace algún tiempo, leía una historia bastante extensa en las comics de Batman.  Su título era “Road To No Man’s Land” y explicaba como ciudad Gótica se veía afectada luego de un terremoto, viendo la fuga de sus villanos del Asilo Arkham.  Batman había escapado y la ciudad quedó en manos de los malos.  Lo impactante de esta historia es ver como se dividía la ciudad en territorios bajo los dominios de cada uno de los villanos y se convirtió en una ciudad de nadie.

Sin crear un clima polémico y peor aún, apocalíptico, este “camino a la ciudad de nadie” puede estar ocurriendo en cualquier momento. No estoy a favor o en contra del Gobierno actual, pero si me preocupa el que los medios estén pasando a la cancha  política (sin importar quienes sean los “jugadores”).  No es lo más sano que Política y Medios de Comunicación se junten. Puede resultar ser una combinación mucho más poderosa que una bomba atómica.  La bomba atómica mata personas, pero la política y los medios, pueden matar esperanzas, lo cual es vivir en una constante muerte.

Uniendo ideas

Quien lee estas letras podrá encontrar cierto desorden en ellas.  Siendo así mi intención es brindar en clave la siguiente información:

  1. Los medios de comunicación pueden ser considerados UN PODER.
  2. La política y los políticos son ya, UN PODER.
  3. La comunicación debe manejarse de manera correcta, y mas aún si cae en manos de algún político.
  4. La manera correcta no es decir la verdad.  Es decir la verdad, desde todas las ópticas.
  5. La comunicación y la política juntas pueden crear caos en una nación.

En pocas palabras, y siendo muy irónico, sólo espero que Batman pueda estar con nosotros en esta Tierra de Nadie.